viernes

-
En la fotografía que tus ojos vuelven dulce
hay tu rostro de perfil,

tu boca, tus cabellos,
pero cuando vibrábamos de amor
bajo el oleaje de la noche y el clamor de la ciudad
tu rostro es una tierra siempre desconocida
-